¿Y mi glass skin? Tu guía para mejorar la textura y el glow

Para estas alturas, si eres fan del k-beauty habrás escuchado el término glass skin unas 1,000 veces. “¿Cómo conseguir glass skin?” “Maquillaje con efecto glass skin” son frases que hemos googleado todo el tiempo y te platicaremos cómo lograrlo, pero con un twist:

Por definición, glass skin o “piel de vidrio” es esa piel ultra hidratada, luminosa y poreless que vemos en k-pop idols y comerciales de belleza. Esta es la sorpresa: Para nosotros, cualquiera puede tener glass skin, ya que no se trata de piel “perfecta”, airbrushed, sin rastro de poros, sino de tu piel en su estado más saludable y feliz.

Glowy and healthy skin

Para esto es importante que atiendas los básicos de una rutina de skincare según tu tipo de piel, o sea, los 3 pasos que no pueden faltar = Limpieza, hidratación y protección solar. Una vez cubriendo eso, ahora sí te daremos varios tips para reducir la textura y aumentar el nivel de glow que siempre queremos.

One Thing Artemisia Extract, PureHeals Propolis Ampoule, One Thing Hyaluronic Acid, Beautiqlo Heartleaf Essence
La magia del layering

Bien dicen que todo en capas es mejor. Para ese look ultra radiante y “jugoso”, una de las mejores cosas que puedes hacer es aplicar los diferentes pasos de tu skincare en capas, desde el más líquido hasta el más espeso. Es decir, puedes usar hasta tres capas de tónico, como en el 3 Skin Method, y de ahí complementar con una esencia, suero, e hidratante en crema o gel (en ese orden), según como vayas sintiendo tu piel. Sella todo con protector solar y listo, glow inmediato.

Busca estos ingredientes

Ácido hialurónico, niacinamida, centella asiática, propóleo, heartleaf, noni y mucina de caracol.

AHA BHA PHA Miracle Serum Some By Mi, AXIS-Y Mugwort Wash Off Pack, Benton Deep Green Tea Cleanser
    Limpiar y exfoliar (con amor)

      Ojo: Cuando decimos “exfoliar” no nos referimos a que talles tu piel hasta que la textura desaparezca. En vez de eso, mantén tus poros libres de impurezas desmaquillándote y limpiando t-o-d-o-s los días. Lo que más te recomendamos es la doble limpieza y exfoliación química (2 a 3 veces por semana) con ingredientes gentiles. Esa combinación retirará el exceso de sebo y suciedad acumulada en los poros, además de las células muertas que están en la superficie. Poco a poco la textura irá disminuyendo.

      Busca estos ingredientes

      AHA, BHA y PHA (ácidos exfoliantes), tea tree, té verde y artemisia.

      Conoce más sobre cómo integrar los exfoliantes en tu rutina en nuestro post Help! Tengo puntos negros.

      Benton Snail Essence, The Ordinary Retinol, Haruharu Black Rice Cream
        Menos manchitas, más glow

        Por último e igual de importante, ya que estamos previniendo, también podemos tratar las manchitas, cicatrices y el resto de la textura que te preocupe. Para esto, los antioxidantes serán tus mejores amigos porque disminuyen la pigmentación y evitan que salgan manchas nuevas. También productos con propiedades regeneradoras son perfectos para que esa capita nueva y glowy de piel salga y se vea radiante.

        PD. Tenemos que mencionar otra vez el protector solar, pero si no lo usas, estos ingredientes pueden A) No funcionar o B) Irritar tu piel.

        Busca estos ingredientes

        Vitamina C, galactomyces, niacinamida, fermento de arroz, mucina de caracol y retinol en concentraciones bajitas (0.5%-1%, una o dos veces por semana).

          Verás que siguiendo estos pasos definitivamente notarás una diferencia en TU piel, a su forma. Glass skin a tu estilo, lo que más amamos, recordando también que es normal tener textura, poros... ¡esa es la piel real!

            Si buscas recomendaciones personalizadas para tu rutina, escríbenos por Instagram, nos encanta pasarte todos nuestros tips😉

            *Este post no sustituye la asesoría con un dermatólogo. Es una introducción al tema y únicamente para propósitos informativos.

              Leave a comment

              All comments are moderated before being published