Viviendo en Corea: Los Lugares No-Tan-Típicos Que Necesitas Visitar

Siempre que alguien me pregunta sobre mi experiencia en Corea, tengo cosas buenas que decir, pero lo que repito una y otra vez es que en Seúl hay cosas que hacer para TODOS: si eres una persona a quien le gustan los exteriores, cafés, restaurantes, museos, compras… siempre va a haber algo nuevo que hacer y un lugar que conocer.

Creo que si me pidieran una lista de mis lugares favoritos sobre la ciudad, tendría demasiadas cosas que decir sobre cada uno de ellos, por eso en este post les voy a contar sobre algunas zonas y lugares específicos que no encontramos normalmente en vídeos que hablan sobre 10 cosas que hacer en Corea.

Seúl es una ciudad relativamente pequeña, así que es muy fácil moverte de un lugar a otro en un tiempo corto. Un consejo que les puedo dar para planear sus días turísticos, del cual hablé un poco en el post pasado es la app Naver Maps, que te da varias rutas para llegar al lugar que quieres. Algo que yo hacía era marcar los lugares a los que quería ir en una lista de “favoritos” para así tenerlos guardados, de esta manera te puedes dar cuenta qué cosas quedan cerca una de la otra y así planear un día para visitar varios lugares y completar tu bucketlist de Seúl.

Para hacer este post pensé en cosas que me hubiera gustado hacer en un día, como empezar con un desayuno, después ir a caminar o en bici a un parque, ir a un museo en la tarde y terminar en un cafecito cute.

Yeonnam Dong

El primer lugar en nuestro recorrido es Yeonnam-dong, un vecindario en Seúl que se ha visto “expuesto a grandes cambios y ha creado nuevas tendencias”. Hoy en día esta área en Seúl está llena de artistas jóvenes y diseñadores que han dejado su huella. Poco a poco ha dado la bienvenida a tiendas únicas y es por eso que cada día es un punto más popular, especialmente entre estudiantes universitarios. Aparte del lugar del que les voy a hablar, que es un personal favorite, en Yeonnam-dong está el parque Gyeonggi el cual se construyó donde estaba la línea de tren Gongui antes de que las líneas del tren fuera subterráneo. Otro lugar muy cute que vale la pena conocer es la Gyeonggi Line Book Street que técnicamente se conecta al parque, donde hay muchos vagones de tren que hoy en día funcionan como tiendas de libros.

En verdad si hablara de los restaurantes y cafés que hay en esta zona este post sería demasiado largo, pero hay uno en especial que se conecta a los parques que mencioné y merece su propio spotlight: Thanks Oat es un restaurante/café donde sirven… los vamos a llamar “bowls de yogurt”... suena algo muy básico pero en verdad fue de mis cosas favoritas. Este restaurante/café abre desde las 12pm entonces funciona muy bien para un late breakfast o “brunch”. Si no se han convencido de ir aquí, fun fact, al parecer este lugar sale en el k-drama “Romance is a Bonus Book”, lo cual también es información nueva para mí.  

Parques en Seúl

Nuestra siguiente parada es el Seonyudo Park, cuyo nombre significa “lugar con belleza escénica". Cuando fui por primera vez a este parque mi idea era recorrerlo en bici PERO no dejan entrar bicis... aún así creo que es una buena manera de llegar al parque porque la entrada está en medio de un puente en el Río Han. Este parque está ubicado en la Isla Seonyudo y antes era una planta de filtración que se convirtió en Parque Ecológico, es por esto que el parque es un spot muy único, ya que se utilizan las estructuras de lo que antes era la planta de filtración como un atractivo del lugar. Dentro del parque también está la Galería de Diseño de Seúl, un jardín botánico y una cafetería, así que puedes pasar muchas horas ahí adentro y es por eso que a este lugar yo lo considero un MUST.

En un vecindario cerca de nuestra primera parada (Thanks Oat) está Yeohui-dong y según “The Seoul Stop”  es un vecindario que ofrece diversos restaurantes, una montaña (sí, una montaña) y una gran variedad de tiendas, al igual que casas residenciales. Uno de las tiendas más cool de esta zona es Your Mind, una librería que está en el segundo piso de una casa que fue adaptada para locales comerciales. Los libros que venden aquí son de autores indie y difíciles de encontrar en otras librerías; a diferencia de la Gyeonggi Line Book Street, esta librería sí cuenta con libros en inglés y dentro de su repertorio hay libros de diseño, álbumes de música de productores independientes y mucho stationary demasiado bonito para creerlo. En esta misma casa adaptada para tienditas también hay una tienda de ropa, una florería y un café.

Your Mind

Por último quise poner dos opciones de museos que al principio de mi estadía en Seúl no tenía en mi lista de “to-do” pero una vez que fui los disfruté demasiado. Uno de ellos es el Museo de Arte Amore Pacific. Si, es el mismo Amore Pacific de la marca de skincare. Este museo empezó exhibiendo la colección privada de arte del CEO, Suh Sunghwan y ahora exhibe arte tradicional y contemporáneo. El museo se encuentra dentro de un edificio que parece parte de la exhibición de lo cool que es, además de que hay tiendas y una librería que puedes visitar. Este museo es un poco más caro de lo común (KRW 10,000 que equivalen a 175 pesos mexicanos) pero vale mucho la pena checar sus exhibiciones.

Por otro lado, si este tipo de arte no es lo tuyo, otra opción que es a mi parecer menos conocida, es el Seosomun Shrine History Museum. Este museo tiene la historia del Catolicismo de la era Jeoson y sí, suena muy formal y serio pero no lo es: el edificio en el que está el museo tiene patios y atrios donde hay exhibiciones permanentes que están demasiado aesthetic, así que aparte de aprender un poco de historia esta perfecto para tomar muchas fotos.

Museos en Seúl

Como mencioné al principio, para mí este sería un súper plan de un día en Seúl. Espero que el post los ayude a encontrar hidden spots de la ciudad y si tienen algún otro, ¡compártanlos con nosotros en los comentarios!

Y si ya tienes Corea en tu bucket-list, descubre aquí todo lo que necesitas saber antes de ir.

Leave a comment

All comments are moderated before being published